Reto Supply Chain: El potencial logístico de la India frente a China

L

a Fundación Valenciaport presentó un informe logístico sobre el mercado de India en el que destaca el enorme potencial comercial de este país dentro de las economías emergentes, “abocado incluso a sustituir a China, el otro gran gigante del comercio”, asegura la Autoridad Portuaria de Valencia (APV).

El informe destaca los flujos comerciales, líneas navieras y transitarios que operan en la mencionada nación, así como las oportunidades de negocio desde la perspectiva española. El puerto de Valencia, líder en tráfico de contenedores en el Mediterráneo, canaliza la mayor parte de su flujo comercial con países del sudeste asiático, sobre todo China, aunque India registra notables incrementos a lo largo de los últimos años.

El presidente de la APV, Rafael Aznar y el director de la Fundación Valenciaport, Leandro García, apostaron por la expansión del transporte marítimo con está área del Índico. Con la presente monografía sobre India, patrocinado por el Banco de Sabadell, la Fundación Valenciaport continua la serie iniciada en el ejercicio 2004 y que ya cuenta con otras cuatro fichas logísticas publicadas: que son China, Brasil, Turquía y México.

El objetivo fundamental de este informe es servir de apoyo al tejido productivo, a la comunidad logística portuaria y a la sociedad en general, para facilitar y promover acciones que posibiliten relaciones comerciales fluidas con los mercados de India.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otros análisis sobre India

Según informe realizado por Teresa Arduino en CNNExpansión: Estos días parece que India atrae más simpatías que China, sobre todo cuando se habla de inversiones y perspectivas de futuro. Aunque siempre se ha sabido que es la I del grupo bric (con Brasil, Rusia y China), no está claro que ya se trate de una potencia industrial consolidada. Por lo pronto, India ocupa un lugar bastante oscuro en los rankings. Según el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), México ocupa el lugar 32, China el 38 e India el 43, sólo por encima de Bolivia, Venezuela y Honduras. Sin embargo, en los últimos años el gobierno y los empresarios han tomado las decisiones necesarias para superar décadas de retraso y proteccionismo. Es posible que el creciente atractivo de India corra paralelo con cierto descrédito de China, que no termina de limar sus asperezas con Occidente. Quizá contribuye el hecho notorio de que India ha aprovechado sus oportunidades y desarrolló grandes centros para ofrecer outsourcing de administración y sistemas informáticos”.

Asegura este informe publicado en CNN Expansión que India aunque era reconocida por su té, sus textiles y por artesanías como la ebanistería y la joyería, India no figuraba como una potencia industrial o manufacturera.

Y no se pensaba que pudiera ser un gran competidor en autopartes, acero o productos farmacéuticos. Los motivos del cambio se explican hoy con mucha claridad: una serie de radicales reformas que iniciaron en 1991 y que sustituyeron un modelo económico socialista, burocrático y proteccionista, donde el estado controlaba los recursos naturales, las industrias estratégicas y los precios.

Ahora, la India está en camino de convertirse en una economía de mercado, muchas empresas estatales fueron privatizadas y existen estímulos para la innovación y la radicación de capitales. Aun las compañías petroleras estatales están haciendo negocios con socios internacionales. En sólo dos décadas realizó una transformación estructural que, sin resolver todos sus problemas (como la pobreza), le permite colocarse entre las naciones con más rápido desarrollo.

Con 1,100 millones de habitantes es la doceava economía más grande del mundo -México ocupa el lugar 13- y desde hace cinco años su economía crece a una tasa anual promedio de 8%. En particular, ha habido en el país una tendencia a un crecimiento exponencial del sector servicios, una alza moderada en la industria y la baja en la actividad agrícola. La liberalización de la economía hindú disparó 49% el comercio de bienes y servicios.

Además, ha incrementado sus exportaciones. Su principal destino es el mercado estadounidense, y en segundo término, Emiratos Arabes Unidos (eau), China, Singapur, Reino Unido, Hong Kong, Alemania y los Países Bajos. Y sus importaciones también han crecido; un incentivo que ha detonado las compras al exterior fue la reducción de los aranceles. Hoy en día, éstos se encuentran por debajo de 20%, y China se ha convertido en su principal suministrador, después está Arabia Saudita, eau, eu, Irán, Suiza, Alemania y Australia.

Featured Image -- 1293

Según el informe de CNNExpansión, este nuevo enfoque económico de India alentó la expansión de empresas como Mittal Arcelor, la mayor acerera del mundo, y Tata, que incursiona en transportes, informática, energía y hotelería. Ambas firmas tienen presencia en México; la primera en la siderúrgica Lázaro Cárdenas (Sicartsa), en Michoacán, y la segunda a través de Tata Consultancy, en Jalisco. Ahora, India es un sólido miembro del grupo BRIC.

Su industria textil es la cuarta más grande, después de China,  EU e Italia; es el quinto fabricante de maquinaria, el sexto productor de metales básicos y el séptimo de químicos.

Por su parte, la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevé que este año el Producto Interno Bruto (PIB) de India crecerá 7.3% y 7.6% en 2011: “Esperando que la producción agrícola repunte drásticamente, el crecimiento económico debería ser fuerte en el corto plazo antes de moderarse a cerca de las tasas de tendencias”.

El informe del ICEX sobre India

El Instituto de Comercio Exterior (ICEX, España) publicó el pasado mes de junio una actualización de su Informe sobre India. Según este análisis, la India tiene un peso geoestratégico creciente por motivos políticos, económicos, militares y sociales. El país es consciente de este mayor peso específico y ha empezado a gestionar de manera más activa una agenda internacional que se ha hecho más amplia, compleja y ambiciosa.

El G20, heredero del G8, ha venido a consagrar ese mayor protagonismo de la India en la escena internacional, avalado por el excelente comportamiento de su economía en el transcurso de la crisis financiera, o, ya desde antes, por el rol crecientemente crítico que está jugando en las negociaciones de la Ronda de Doha.

Forma parte de esa misma dinámica la incorporación automática de la India a una serie de agrupaciones plurilaterales muy visibles de los grandes países emergentes: desde los BASIC, y más tarde los IBSA, en el contexto de las negociaciones internacionales sobre medio ambiente y cambio climático, hasta los BRIC, que fueron primero una simple etiqueta acuñada en la mesa de trabajo de un analista de Goldman Sachs, para convertirse más tarde en una “marca” valiosa y el embrión de una auténtica agrupación geopolítica.

140408-936-550

El gobierno actual está logrando además proyectar una imagen más positiva, más madura y constructiva que la tradicional, que se remonta a la época en que lideraba a los “no alineados”, sustituéndola por la de un país con capacidad para ser un deal maker, y no solamente un deal breaker.

En particular los BASIC (Brasil, Sudáfrica, India y China) mantuvieron en enero en Nueva Delhi su primera reunión posterior a la Cumbre de Copenhague sobre el cambio climático, en la que reafirmaron su alianza y su posición común, con vistas al largo proceso negociador que deberá tener lugar, y en particular a la próxima cumbre de México.

A ella siguió otra en Ciudad del Cabo a fines de abril, en la que subrayaron el firme anclaje del grupo en el gran bloque de los países en vías de desarrollo, el “G7 más China”, y denunciando, una vez más, la no participación de EEUU en ningún acuerdo internacional vinculante sobre cambio climático.

Lo anterior no quiere decir que haya perdido toda vigencia la tradicional “agenda corta”, que ha caracterizado la política exterior india: en cierto modo ésta sigue siendo el núcleo duro de esa nueva agenda ampliada a la que hacemos alusión.

Así, el objetivo primario sigue siendo acceder al status de “gran potencia”, lo que se asocia simbólicamente al hecho de tener silla permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Para ello se esfuerza en lograr una serie de objetivos de segundo orden (asociados a otros tantos flancos débiles tradicionales de la India) como pueden ser: garantizar sus suministros energéticos, acceder a las últimas tecnologías (en particular en los ámbitos de defensa y nuclear), recibir un flujo continuo de inversiones exteriores, que se permita libre movilidad internacional a sus profesionales más capacitados, en fin, beneficiarse de un tratamiento asimétrico en cualquier acuerdo comercial.

grupo reputación corporativa

Grupo Reputación Corporativa

Empresa Servicios de Comunicación Corporativa, Digital y Marca Personal.

Directora: Clara Fernández

91 737 53 11

Anuncios

Tu opinión nos interesa...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s